Consejos saludables para el verano

agua de coco

El verano es una época en que se suelen cambiar hábitos alimenticios, ya que pasamos más tiempo fuera de casa, y a menudo se comenten excesos en la comida y bebida, con mucha cantidad de alimentos grasos, que acaban pasando factura en forma de digestiones pesadas, estreñimiento, retención de líquidos, etc.

Pero si nuestro objetivo para este verano es el de cuidarnos… hay van unos pequeños consejos:

En primer lugar debemos de aumentar en  nuestra alimentación las frutas y las verduras ya que nos hidratan, nos aportan fibra, agua, sales minerales y vitaminas. En estos momentos son muy apetecibles pero tenemos tener cuidado porque contienen azúcares y no conviene pasarse. Si proponernos el llegar a las cantidades de  cinco raciones diarias de frutas y verduras.

Tenemos que beber para compensar la pérdida de agua y sales minerales por el sudor, pero optemos compensar esta perdida con  agua, evitando el alcohol que termina deshidratando y los refrescos que suelen contener azúcares o edulcorantes artificiales.

verano

Una bebida saludable para el verano seria el agua de coco, esta agua contiene electrolitos como el potasio, calcio, sodio, fósforo y magnesio. Tiene un sabor excelente y se puede combinar con batidos  de todo tipo.

Para ayudar a reducir las molestias digestivas os recomiendo consumir  batido o smoothie de papaya fresca y piña. La papaya es una fruta tropical muy rica y nutritiva pero que además tiene cualidades medicinales interesantes, es eficaz para tratar afecciones como gastritis, mejora la digestión, ulceras gástricas, estreñimiento entre otras muchas más. A la vez nos facilita la asimilación de las proteínas y alcaliniza.

No descuidemos nuestro intestino y nuestras defensas, para ello es interesante tener a mano probióticos combinados con fructooligosacáridos que permiten que las bacterias probióticas crezcan mejor. Lactobacilos y bifidobacterias ayudan a prevenir las diarreas y a restaurar la flora bacteriana cuando se ha sufrido un episodio diarreico.

Para mejorar  o evitar la retención de líquidos te recomiendo reducir la ingesta de sal en tu alimentación, incrementar la cantidad de agua, disminuir la ingesta de azúcar refinado porque se ha relacionado con la retención de sodio. Reduce la ingesta de proteína animal y grasas. Realiza ejercicio físico adecuado para la edad y las características personales.

 

 

¿Quieres hacer crecer tu salud de una forma natural?
Suscríbete y comienza a dar los pasos para crear una salud vibrante