“Empezar bien el día, desayunando de manera inteligente”.

desayuno

Enlazando este articulo con el anterior, “después de las vacaciones ilusiónate”, uno de mis objetivos es mantener un hábito que he adquirido en mis vacaciones y que casi siempre lo pierdo por las prisas del momento y es: “Empezar bien el día, desayunando de manera inteligente”.

Lo oigo muy a menudo, me levanto me ducho, desayuno un café y salgo corriendo. Incluso yo lo he hecho. Pero me gustaría analizar con vosotros porque es tan importante que nos levantemos 10 minutos antes y que le dediquemos este tiempo al desayuno.

¿Qué significa la palabra desayuno?

Formado por el prefijo des- que expresa la vuelta a una situación y el verbo ayunar, que significa abstenerse de comer, por la tanto es romper el ayuno, uno de los momentos fisiológicamente más delicados del día.

Durante el ayuno nocturno el hígado desempeña la función básica de desintoxicar el organismo para preservar su buena salud. Lo cual esta genial, pero tenemos que recordar que el organismo lleva ya entre 8 a 10 horas sin recibir alimento. La falta de glucosa lleva a nuestro cuerpo a quemar otras reservas energéticas, lo que causa alteraciones como descenso del rendimiento, memoria, en fin influyen negativamente tanto en nuestro rendimiento físico como intelectual.

Si unes esto al temido síndrome post vacacional, menudo desastre.

Por ello mi primera propuesta para encontrarte bien después de las vacaciones es un buen desayuno.

Sé que el desayuno depende de cada persona, pero lo importante es que sea de calidad, pero te pongo unos consejos para poner en práctica:

  • Se nos dice que es bueno tomar un vaso de agua en ayunas, pero ¿Por qué?

Después del ayuno el organismo vuelve a retener agua con el objetivo de producir jugos digestivos, humedecer las mucosas y estabilizar la circulación. Por tanto, ayudémosle, y anotemos esto como el principio para un buen desayuno.

“Un vaso de agua por la mañana nada más levantarnos”

A parte una alimentación rica en líquidos facilita el tránsito intestinal.

  • Se suele decir que el desayuno es la comida más importante del día. Es necesario alimentarse para vivir, pero no es lo mismo engullir de prisa y corriendo lo primero que pillas que disfrutar conscientemente de cada bocado.

“saborea con placer”

Saborear los alimentos ayuda a controlar la saciedad y anular la angustia y la ansiedad. La secreción salival, regulada por la acción de nuestro sistema nervioso parasimpático ayuda a tranquilizarse y a relajarse.

Levantarse 10 minutos antes para poder hacerlo trae muchos beneficios.

  • Mi tercer consejo ya lo sabes porque lo has leído muchas veces seguramente, que tu desayuno este formado por algo de fruta para aportarte vitaminas, minerales y fibra. Algún cereal para que te aporte energía. Yo no te voy a aconsejar algún lácteo pero si te aconsejo que utilices otras fuentes de calcio, los frutos secos como las almendras o nueces es una buena opción acompañando todo con una infusión o porque no un café de calidad. Y olvídate de los azucares y los bollitos.

Lo que comas va a depender del tipo de persona que seas y de los objetivos que quieras conseguir pero lo verdaderamente importante es:

“La calidad de lo que se toma en el desayuno”

 

¿Te gustaría recibir cada día durante una semana como prepararte un desayuno  adaptado a tu actividad y tus circunstancias?

Suscríbete en esta sección y me pondré en contacto contigo para mandarte un cuestionario de preguntas. Solo hasta el día 30 de agosto.  Supera obstáculos y disfruta de tu salud.

  

 

Apúntate aqui!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *