“Nutricosmeticos” factor clave para proporcionar a la piel la capacidad de protegerse y regenerarse

alimentacion saludable

Hola a todos, bienvenidos de nuevo a la sección de belleza natural, espero que os gustara el artículo de la semana pasada, sé que no era el mejor comienzo porque crear hábitos nuevos es la parte más difícil de este tratamiento integral de belleza que quiero que pongáis en práctica. Espero que si  no todos, hayáis puesto en práctica algunos de ellos, el que haya resonado más en ti. “El camino más largo comienza siempre con un primer paso”, si así lo hemos hecho…vamos a por el segundo.

Descubramos cual es el segundo secreto  para mejorar el aspecto y la belleza exterior…  

La belleza la tenemos que buscar mediante cuidar la salud global, y esta la vamos a tener mediante nuestra nutrición

La nutrición es un factor clave, existen muchos factores internos y externos que pueden alterar la condición y funcionamiento de nuestra piel igual que de cualquier parte de nuestro organismo. Es la nutrición la única que proporciona la capacidad de proteger y regenerar.

Vamos a empezar por lo que comemos habitualmente, porque hay alimentos que no benefician en absoluto al organismo en general y por lo tanto tampoco a la piel en particular. Da igual que estemos tratando de eliminar un acné o que nuestro problema sea deshidratación o queramos hacer un programa anti edad, debemos de eliminar de nuestra alimentación los siguientes alimentos:

El Azúcar

Son muchos los efectos negativos que tiene el  tomar azúcar sobre nuestro organismo, y que seguro que ya sabéis pero…azucar

¿Sabéis que para degradar el azúcar son necesarias muchas vitaminas sobretodo del grupo B?

Vitaminas que  están implicadas en la producción y el mantenimiento  del pelo, de la piel y de las uñas, especialmente debido a su papel en el  metabolismo de las proteínas  un constituyente principal de los tejidos.

 

La leche

lacteos

Cada vez se comprueba más que los lácteos no tienen los beneficios para la salud que se le atribuyen, sino todo lo contrario. Alguno de los efectos que tienen los lácteos son:

Aumento de la permeabilidad intestinal. Influyen en procesos inflamatorios crónicos como la artritis y artrosis y por tanto en todos los procesos inflamatorios de la piel y debilidad del sistema inmune por lo tanto precursor de alergias.

Si no queremos eliminarlo del todo, que no esté presente todos los días en nuestra dieta.

La sal

Su consumo excesivo favorece la dermatitis y la inflamación de las glándulas sebáceas, además de provocar la retención de líquidos. Si no la podemos eliminarla del todo, tratemos de cambiarla por otro tipo de sal que nos aporte minerales como la sal del Himalaya o la sal marina.

Las grasas saturadas

Las grasas sobre todo las grasas trans presentan muchos efectos negativos para el organismo, son precursores de la inflamación de ahí su influencia sobre los procesos dolorosos. Son tóxicos y destruyen la membrana celular provocando alergias. Aparte de lo que es más conocido como el aumento del colesterol y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El alcohol

Produce vasodilatación y deshidratación a nivel dérmico lo que incrementa el picor, el enrojecimiento y las molestias de la psoriasis, el acné, los eccemas y otras muchas patologías que cursan con inflamación de la piel.

El café y el té

La cafeína deshidrata y elimina minerales de la piel como el zinc y el potasio. Dificulta la absorción de hierro y de calcio, también importantes para la piel.

Tampoco son tantos ¿verdad?

Nuestro segundo paso es saber que hay otros factores que empeoran  cualquiera de las alteraciones de la piel como son: Estrés y ansiedad, que provocan pérdida de vitaminas y minerales necesarios para la piel. Agentes externos como el sol, el frío, el viento… que resecan y deshidratan. Otros factores son el mal tránsito intestinal y el desequilibrio de la flora, las infecciones crónicas, desequilibrios hormonales y alergias e intolerancias alimenticias.

En esta sección solo vamos a hablar de dos:

Del Estrés y la ansiedad, que si vamos al artículo anterior, es una buena base para eliminar, si no es por completo por lo menos controlar.

Y el mal tránsito intestinal y el desequilibrio de la flora. Para esto  voy a  hablar de los alimentos que deberíamos introducir dentro de nuestra alimentación, lo más probable es que si lo hacemos así, el tránsito intestinal  y el equilibrio de la flora este también controlado.

Alimentos recomendados y suplementos

Empecemos por los ácidos grasos, los cuales favorecen el buen estado de la piel y el cabello. Se sabe que si hay un déficit de estos en el organismo uno de los síntomas son alteraciones en la piel como acné o piel extremadamente seca.

Los vamos a encontrar en el aceite de oliva, lino, de girasol, en el aceite de onagra, en los frutos secos  y semillas y en el pescado.

El grupo de vitamina B, también es un nutriente clave. Me gusta recomendar la levadura de cerveza por su alto contenido en vitamina del grupo B junto al aceite de germen de trigo que contiene  aparte vitamina E, que es indispensable para la salud de la piel.

Dentro de este complejo de vitaminas del grupo B tenemos la biotina que apoya el crecimiento saludable del cabello y que su deficiencia causa la caída del mismo.

El azufre, el zinc y el selenio son necesarios para que la piel, el pelo y las uñas, se mantengan en buenas condiciones.

El zinc se encuentra en la mayoría de los alimentos de origen vegetal y animal, pero las fuentes más ricas tienden a ser alimentos ricos en proteínas, como la carne, alimentos de mar y huevos. Pero también en la calabaza, las semillas de sésamo y el pan integral. Alimentos ricos en azufre son los espárragos, puerro, cebolla, col, ajo, pescados, legumbres y yema de huevo. Y el selenio lo encontramos en semillas de girasol, nueces, lentejas  y en frutas como plátanos, las bayas, el aguacate, el kiwi, la sandía o las fresas.

La vitamina C actúa como antioxidante y produce acción antiinflamatoria. Es un nutriente esencial para evitar los efectos negativos de las radiaciones UV  y por tanto del “foto envejecimiento”. Además desempeña un papel esencial en la producción de colágeno y de la elastina.

Vitamina A, también indispensable para el buen estado de la piel, sobre todo en caso de acné,  o tratamientos para cuando hay un exceso de formación de queratina en la piel. Solo hay que tener una precaución si la tomamos en forma de complementos,  debemos de tomarlas en las cantidades apropiadas sin pasarnos de las recomendaciones o tomarla en forma de beta carotenos. Los betacarotenos se usan como acelerador del bronceado pero tiene muchos más beneficios, actúan como antioxidantes por lo que protege a la piel de los radicales libres y previene las quemaduras solares.

Aminoácidos azufrados como la l-cisteína y l-metionina. La cisteína es uno de los componentes principales de la queratina, proteína que se encuentra en altas concentraciones en la piel, el pelo y las uñas y que otorga elasticidad y resistencia a la piel. Por lo tanto la l-cisteína puede aumentar la salud e integridad de la piel, así como el crecimiento, la fuerza y la textura del pelo y las uñas.

Las investigaciones han demostrado que  la Coenzima Q10 disminuye con la edad, reduciéndose un 65% a los 80 años. También se ha demostrado que tomar un suplemento dietético que contenga coenzima Q10 disminuye la aspereza de la piel y las arrugas finas.

Colágeno hidrolizado. El colágeno es la proteína que forma las fibras del tejido conectivo en tejidos como la piel, los ligamentos, el cartílago, los huesos y los dientes.

El Ácido hialurónico, es parte de la matriz extracelular, y su función es servir de soporte al colágeno y a la elastina. Por su gran capacidad para almacenar humedad puede aumentar el volumen de las estructuras de la piel y dar un efecto de reducción de arrugas.

Ácido  alfa lipoico que es un antioxidante ideal debido a que puede neutralizar radicales libres, potencia la acción de otros compuestos protectores y promueve la replicación celular normal.

Plantas que también hay que tener en cuenta:

Tenemos la Cúrcuma con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.  Donde hay estudios que demuestran que  logra prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

El Té verde que puede ayudar a proteger la piel ante las quemaduras solares, por lo tanto tiene un efecto fotoprotector. Aumenta la microcirculación y modula las propiedades de la piel en mujeres.

En opinión de algunos expertos en fitoterapia, el sabal puede ser un remedio eficaz para un tipo de pérdida de cabello denominado alopecia androgénica.

Vitaminas, minerales y aminoácidos los podemos aportar gracias a la alimentación, pero cuando estamos tratando un problema, tenemos que pasar a la suplementación.

Como ves son muchos los complementos con los que podemos trabajar nuestra belleza de forma natural, Pero… ¿hemos de tomarlos todos?

Por supuesto que no, según el problema de piel que tengamos o el aspecto de esta, tomaremos unos u otros. Te aconsejo que te dejes asesorar y  pidas  tú

“programa de belleza natural”
 

Pinchando sobre este enlace, te mandaré un programa específico para tu necesidad de nutrición y los complementos que sean necesarios.

¿Quieres saber lo que poner en práctica esta  semana?

  • Aumenta la cantidad de Fruta, dado que favorecen la eliminación de toxinas por vía renal descongestionan el trabajo de la piel como órgano eliminador, además son una fuente de vitaminas y minerales.
  • Utiliza el  germen de trigo, los frutos secos y el aguacate. Contienen vitamina E, junto a la vitamina A son indispensables para la salud de la piel.
  • Incorpora a tu alimentación la levadura de cerveza, como fuente de vitaminas del grupo B.
  • Aumenta el consumo de  verduras en general por lo mismo que las frutas.
  • Utiliza  cereales integrales por ser buena fuente de Zinc y vitaminas.
  • En casos más específicos incorpora la soja por su contenido en isoflavonas. Los estrógenos influyen positivamente en el contenido de humedad de la piel. Si se reduce su producción, como en el climaterio, tiene lugar alteraciones cutáneas estructurales, por lo tanto va a contribuir a la mejoría de las arrugas y a la elasticidad de la piel.
  • Ten en tu cocina aceites de primera presión en frío no solo el de oliva, sino también, de lino, de germen de trigo, de girasol. Siempre en crudo y en las cantidades adecuadas.
  • Y no te olvides de tomar la dosis diaria de proteína de calidad ya sea vegetal o de origen animal, para el aporte de los aminoácidos esenciales.

¿Repasamos un poco?

Para nuestro plan de belleza natural necesitamos:

  • Hacer cosas todos los días que nos hagan sentir bien (primer artículo)
  • Alimentarnos correctamente con las pautas descritas.

La siguiente semana hablaré de como nuestro cuerpo nos manda mensajes continuamente y que tal vez esa arruguita que te sale en un sitio especifico no solo sea un signo de que nos estamos haciendo mayores.

¡Te espero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *